Andén interior

Andén interior

domingo, 29 de agosto de 2010

Visita inesperada

Visita inesperada






Mi abuela materna había fallecido unos meses antes, después de una enfermedad larga y dolorosa. 

Mi madre pasaba por un período de mucha tristeza, llorando la mayor parte del tiempo.  Cierta tarde durante su siesta, mi mamá estaba muy agitada en su sueño y parecía hablar dormida. Al asomarse mi padre a su recámara, notó cierta luz extraña en la penumbra de la habitación. 

En algún momento de esa misma noche, mi padre se despertó y quedó sorprendido con lo que observó ante sí:


Mi madre, sentada en la salita que tenían dentro del dormitorio, parecía conversar "dormida" con otra persona.  Mi papá incorporándose de la cama, fue adonde estaba mi mamá para preguntarle:
- ¿Qué haces aquí? ¿Con quién platicas?


Mi madre ignoró el comentario y siguió conversando; luego se paró del sillón y se despidió de "esa otra persona" volviendo a su cama para seguir durmiendo.


Al día siguiente, mi mamá sin tener consciencia de lo acontecido, comentó muy tranquilamente a mi padre: 


- Anoche soñé con mi madre; me dijo que está bien, y la vi muy recuperada, como si nunca hubiera pasado por enfermedad alguna; me dijo que ella es muy feliz porque al fin descansó de tanto dolor.



Ese día mi madre regresó a sus actividades diarias, parecía mucho más tranquila y dispuesta a aceptar y superar la muerte de mi abuelita...como de hecho aconteció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario